miércoles, 20 de abril de 2011

[aequus] ¿Vota por tu bolsillo (Aldo Mariátegui)?

 

Cierto, lo málo no se cura con lo peor... pero, ¿quien dice que Gana Peru u Ollanta es lo peor... No los son más bien los que ya fueron conocidos por sus actos consumados? Creo que aún hay mucho para pensar como dices...


Lo que Aldo afirma es sólo un supuesto interesado, aun ni siquiera probable, pero propuesto y promocionada como una realidad por aquellos cuya conciencia esta muerta o -en el mejor de los casos- esta adormecida o encallecida, y para los cuales el bolsillo es más importante que la conciencia ética. Seguidores de Balaam que sabiendo lo que es bueno -o pudiendo arriesgar por lo que promete ser bueno y que aún falta ver si fallará a sus promesas como los que ya antecedieron- escogen la plata, las riquezas y la fama expensas de lo probadamente malo.

No les escuches primo querido! No les interesa el bien de los muchos aunque se rasquen las vestiduras por ellos. Sǿlo les interesa salirse con la suya. Yo me inclino por la sugerencia de Jesus, que es más bienaventurado padecer haciendo o buscando el bien, que luego sufrir o golpearse el pecho cuando a sabiendas votamos por alguien o algo que representa lo que ya conocimos en el pasado imediato.

Aunque no milito en ningún partido, me admira la decisión del Padre Marco Arana fundador y lider del Partido Tierra y Libertad, aunque es Católico y Clérico, me hace avergonzar a mí cómo alguien que aún desea seguir la Etica Bíblica del Reino de D'os. Yo estoy de acuerdo con él. Con Ollanta, el Perú realmente gana. Lee su proclama!

¡Todos contra el regreso de la corrupción y la mafia! ¡Todos por el cambio, la democracia y la libertad!!

1. Los resultados del 10 de abril, constituyen una dura derrota para los intereses neoliberales, especialmente aquellos que miran el desarrollo desde las estadísticas del dinero [bolsillo], los que se levantan el país con una corrupción infame, los que utilizan la pobreza de la gente para perpetuar privilegios,  los que depredan el medio ambiente  sin interesarles las generaciones futuras; y en particular a los que como Alan García desarrollaron una estrategia continuista para definir la segunda vuelta entre dos opciones de derecha que consolidaran el actual modelo de dominación.

A lo largo y ancho del país, millones de peruanas y peruanos han expresado su demanda por el cambio. Estamos ante una importante victoria electoral, popular y democrática… pero la lucha no ha concluido y los sectores más conservadores y retrógrados trabajarán por seguir manteniendo sus privilegios desde el gobierno y el sometimiento del Estado.

2. La segunda vuelta entre Keiko Fujimori y Ollanta Humala, pone al país en una dramática disyuntiva:  o caminamos hacia el pasado, permitiendo el retorno de la mafia que encabeza la familia Fujimori  que impuso  en la década de los 90, un modelo corrupto y depredador y una dictadura que  robó, mató y manipuló la pobreza de la gente, o por el contrario le damos la oportunidad al país de caminar hacia adelante, superando el carácter excluyente del actual modelo de crecimiento, afirmando y radicalizando la democracia, los derechos ambientales y los derechos ciudadanos, creciendo con equidad, democracia y dignidad. Este es el gran desafío que tenemos los peruanos en la segunda vuelta, esto es lo que exigimos a Gana Perú y le exigiremos si llega a gobernar. Esta es la gran batalla de la segunda vuelta.

3. Un gobierno de Keiko Fujimori significará la liberación de su padre –preso por ladrón y asesino- y el retorno de la mafia civil-militar que nos gobernó durante la década de los 90, una etapa de desprecio por los derechos humanos, de entrega de nuestros recursos naturales a las corporaciones, de destrucción de las instituciones y corrupción generalizada. No tenemos duda alguna que su elección significaría un retroceso total en todo lo ganado en términos de recuperación de la democracia y de las instituciones.

4. Frente al continuismo neoliberal y al regreso de la corrupción y la impunidad que representa la señora Keiko Fujimori y Fuerza 2011, no puede haber vacilación o voto en blanco o viciado. Tierra y Libertad llama a cerrar filas y votar contra esta amenaza para la democracia, los derechos del pueblo y la dignidad y salud moral de nuestro país. Es por ello que Tierra y Libertad votará por la opción que levanta Gana Perú con Ollanta Humala y llama a trabajar por construir una mayoría nacional por los cambios profundos que el país necesita.

5. Tierra y Libertad ha hecho públicas sus diferencias frente al proyecto nacionalista y Ollanta Humala. No somos lo mismo, las seguiremos manteniendo y procesando francamente, desde una posición ecologista, democrática, de izquierda. Creemos que su programa tiene serias limitaciones en temas relativos al modelo de crecimiento, el medio ambiente y la agenda ecológica, la descentralización, la pluriculturalidad, y la democracia directa; asimismo reconociendo que la justicia peruana ha archivado los procesos en su contra, por el caso Madre Mia, nos reservamos nuestra opinión respecto de su participación en la contrainsurgencia durante los años del conflicto armado interno. Pero es claro que hoy día, Humala encarna y canaliza una apuesta popular por los cambios que el país necesita. Es por ello que nuestro apoyo no significa ni confusión, ni oportunismo, tampoco busca ninguna cuota de poder en la posibilidad esperada que Gana Perú sea gobierno. Nuestra opción es responsable y pone por delante los intereses del país y los derechos de nuestros pueblos.

6. Construir una mayoría nacional por el cambio supone hacer alianzas y alcanzar consensos básicos que permitan asegurar gobernabilidad y capacidad de ejecución desde el Ejecutivo y el Congreso Nacional, sin embargo no se trata de ganar haciendo que el fin justifique los medios, como ocurriría si se rebajan las promesas de cambio, lo que terminaría frustrando a los millones de ciudadanos que apostamos por verdaderos cambios.

Por ello, construir una mayoría nacional por el cambio debe significar la puesta en práctica de un conjunto de medidas que signifiquen una ruptura práctica con la herencia económica y política del fujimorismo  y  las gestiones neoliberales de Alejandro Toledo y Alan García.

Estas medidas de ruptura con el pasado deben incluir, entre otras, las siguientes:

a.  Renegociación de los Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos, Europa y China, protegiendo el mercado interno y la producción nacional.

b.  La suspensión de la entrega de concesiones para la exploración y extracción de hidrocarburos y minerales, y la revisión de las ya entregadas, hasta que se haga una zonificación ecológica y económica del territorio nacional para definir en qué zonas se pueden hacer esas u otras actividades productivas.

c.   La suspensión del Convenio hidroenergético con Brasil para construir megarrepresas en la selva peruana – como la que se pretende hacer en Inambari – que venda y exporte energía a ese país, a costa del deterioro del medio ambiente y la violación de los derechos de las comunidades y pueblos indígenas.

d. El reconocimiento de los derechos territoriales de las comunidades indígenas amazónicas y en particular, el saneamiento legal de las tierras ocupadas o solicitadas por los indígenas, que abarcan más de ocho millones de hectáreas.

e.   La revisión de las políticas de pesca en el litoral marino para la recuperación total de la biomasa marina, del nivel de vida de los trabajadores pesqueros y el abaratamiento del pescado para consumo humano.

f.  La profundización de la descentralización política y presupuestal, con base en la descentralización fiscal, de manera tal que todos los ingresos del Estado se distribuyan entre los sectores y niveles de gobierno, lo que supone una nueva forma de distribución de todos los ingresos del Estado con base a criterios concertados con los Gobiernos Regionales y Locales y no sobre la base del criterio y capricho del Gobierno Central.

g.   La puesta en práctica de una nueva estrategia energética que proteja y priorice el gas para los hogares y la pequeña y mediana empresa peruana, y no para la exportación o el consumo de los grandes grupos de poder peruanos.

h.   La formulación e implementación de un plan nacional de protección y gestión de recursos hídricos asumiendo constitucionalmente que el agua es un derecho humano fundamental.

i.  La puesta en vigencia de la Ley de Consulta Previa, Libre e Informada y el relanzamiento –con carácter vinculante- de los presupuestos participativos

j.  El incremento sustantivo de los presupuestos para la salud y la educación pública, asegurando su universalidad, su calidad y su interculturalidad.

k. Una firme política de Estado de mitigación y adecuación ante el calentamiento global y el cambio climático.

l.  La afirmación de los derechos a la diversidad sexual y sus banderas de respeto e inclusión.

m. El cumplimiento de las recomendaciones de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), garantizando mecanismos de sanción para que los violadores de derechos humanos, de uno y otro lado, no queden en la impunidad; y se cumpla con las justas reparaciones a las víctimas de la violencia.

n. La defensa y ampliación de la libertad de prensa, libertad de expresión y de las libertades democráticas en general, ampliando sus posibilidades para que no sean exclusivas de quienes pueden costeárselas.

o. La extensión del derecho de revocatoria a los congresistas y al Presidente de la Republica y la ley de imprescriptibilidad y de mayores penas para los delitos de corrupción en la función pública.

Desde estas banderas y compromisos con quienes las exigen, lucharemos para impedir que  regrese la oscura noche de la corrupción, el autoritarismo y la degradación moral del país.

7. Tierra y Libertad llama a todos las ciudadanas y ciudadanos, organizaciones y movimientos sociales y políticos,  sectores empresariales, intelectuales, policiales y militares progresistas y democráticos y honestos para que nos unamos y desarrollemos iniciativas amplias unitarias para contribuir a darle una victoria electoral y una lección de decencia política al Perú que debe impedir en la segunda vuelta que retorne el fujimorismo.

14 de abril de 2011

Comisión Política Nacional de Tierra y Libertad

Un abrazo,

Apolos Landa

2011/4/20 Carlos Humberto Mori Céliz <chmoric@gmail.com>
Para pensar.
Carlos.

La columna del director

Hace bien el titular de Economía en advertir que la economía peruana viene experimentando un fuerte frenazo a causa del chavista Ollanta.

Evidentemente, ello suscita dudas y miedos entre los agentes económicos, quienes no creen en los cantos de sirena de Ollanta sobre una supuesta moderación en su chavismo, así ponga a un resucitado Milton Friedman de ministro de Economía, Toledo lo bendiga, Mario Vargas Llosa le haga cariñitos y la caviarada y el toledismo se le suban alcahuetes a sus hombros para básicamente asegurarse chamba estatal y protagonismos.

El dinero huye a la menor señal de peligro porque cuesta mucho conseguirlo. Es que es lógico: los inversionistas ya vieron antes esta película con Fidel Castro (que se colgó una cruz al cuello apenas bajó de Sierra Maestra), Chávez, Kirchner, Evo y Correa como para creerse cuentos de que de repente un señor que emulaba a Chávez se ha vuelto un inofensivo socialdemócrata. Eso sólo se lo tragan los incautos y los cegados por su odio a Fujimori. Los inversionistas saben leer y han examinado con lupa el extremista plan de gobierno de Ollanta. Los inversionistas saben perfectamente quiénes son los comunistas Javier Diez Canseco, Aída García Naranjo, Justiniano Apaza, Carlos Tapia, Dammert y otros rojos que acompañan a Gana Perú.

Ya uno escucha historias de gente que posterga inversiones, suspende contrataciones o despide gente, saca su plata de la Bolsa, compra dólares, abre cuentas en el extranjero, pospone refacciones o adquisiciones domésticas (artefactos, ropa, casas, autos), etc. porque está cerrando las escotillas en caso de que el país opte por suicidarse eligiendo a un casi seguro dictador populista de izquierdas y venga luego la tormenta económica que ya hemos vivido antes. Muchos aún recuerdan el infausto gobierno de Velasco o cómo Alan prometió en la CADE de 1985 que no estatizaría la banca (cosa que intentó hacer en 1987) para pensar en arriesgar. Y ya también los ahorristas bancarios, los aportantes de las AFP y los partícipes en Fondos Mutuos comienzan a inquietarse por sus ahorros. Como me decía uno de ellos: "Ya tengo 50 años e hijos que mantener como para jugármela en aventuras electorales sólo porque aparece un militar charlatán sin mayor currículum y rodeado de rojos prometiendo de todo y haciéndose el buenito, como el pícaro con la enamorada sonsa, para que lo elija. Lo siento, pero soy adulto, no soy un chiquillo idealista, un filósofo de ética o un millonario que vive en España como Vargas Llosa, y por eso voy a votar con la cabeza -porque eso de votar en blanco o viciado es votar indirectamente por Ollanta- para defender lo que tengo y el futuro de mi familia".

Se me dirá que los pobres no tienen nada que perder con una economía que se frena. ¡Al contrario, son los que más van a perder con esto de Ollanta, porque los pudientes se pueden defender más! La incertidumbre económica trae menos trabajo y más despidos. El dólar que sube encarece la comida (pan, pollo, fideos) y los combustibles que se compran afuera con esa divisa. Sus productos en mercados y paradas se dejan de vender. Los turistas peruanos dejan de ir a sus comunidades a visitarlos. Las construcciones se detienen y hay menos chamba para los albañiles. Se dejan de tomar taxis por comodidad. Se recortan guachimanes para ahorrar plata. Adiós a nuevos trabajos de carpintería. Los cachuelos comenzarán a escasear. Se comerá más en casa y menos en la calle, algo que afecta a mozos, cocineros, cuidadores, aparcadores, etc... El carro ya no se lavará a diario en la calle, como tampoco se aceptará tan pasivamente que "se cuide". Se caerán las diversiones (teatro, cine, conciertos, discotecas). Los kioscos venderán menos golosinas y gaseosas.

¡Siempre se puede estar peor! Toda una cadena que se interrumpe. ¿Y todo para qué? Para que como mucho se tenga otra vez una farra populista, tipo las del primer gobierno de Alan o la de Velasco, y a los dos años de despilfarro estén otra vez comiendo nicovita durante los 10 años siguientes. O sea, comer bien lunes y martes para morirte de hambre el resto de la semana... Todos, todos tenemos mucho que perder si nos lanzamos a aventuras. El fujimorismo tuvo muchas cosas malas (y muchas muy buenas), pero como bien dice Pepe Barba, lo malo no se cura con lo peor.


__._,_.___
Recent Activity:
Adquiere el video de la Cuarta Conferencia Anual de Funcionarios y Servidores Publicos Evangelicos, en el Congreso de la Republica.
Escribe al mail: servidoresdelestado@gmail.com

Ud. puede ver estas noticias y hacer sus comentarios en: http://aequusblog.blogspot.com/
Trabajamos para fortalecer el liderazgo de la Comunidad Evang�lica

.

__,_._,___