domingo, 15 de noviembre de 2009

[aequus] Re: devocional mensual ACSA PERU.....para nuestra reflexión y acción

 

Amigos,
Difundamos esta oportuna palabra profética en todos los foros... Yo estoy pasando esta bella nota de un profesional talentoso que ha superado discapacidades por sobre todo pronostico y expectativa médica y humana. Un médico y un siervo del D'os Altísimo: El D'os de la vida y ÉL VIVIENTE.

Apolos Landa, MD

2009/11/15 ACSA PERU <acsa.peru@yahoo.com>

ASOCIACIÓN  CRISTIANA  DE  PROFESIONALES  DE  SALUD  DEL  PERÚ

 

DEVOCIONAL

NOVIEMBRE  2009

DE NUEVO EL ABORTO EN LA MIRA

Desde hace unas semanas atrás, el debate sobre el aborto ha resurgido con fuerza en el Perú debido a un proyecto de la Comisión Especial Revisora del Código Penal del Congreso que aprueba despenalizar el aborto en casos de violaciones o de graves anomalías en el feto, conocido como aborto eugenésico, añadiéndose así al aborto terapéutico que es la única excepción que la actual legislación peruana no penaliza. En medio de este debate el Tribunal Constitucional dio a conocer un fallo que prohíbe la distribución gratuita de la anticoncepción oral de emergencia, conocida como píldora del día siguiente, por considerar que no hay evidencias científicas para descartar que sea abortiva. Este fallo encendió aún más el debate y ha generado posiciones encontradas entre grupos a favor y en contra del aborto y opiniones divididas entre los miembros del gobierno y en la población general también, donde la mayoría, según diferentes encuestas, esta en desacuerdo con el aborto en ambos casos. Se estima que cada año se producen de unos 350,000 a 400,000 abortos en el Perú. Si a esta dramática realidad se añade el hecho del cada vez mayor número de embarazos no deseados en adolescentes y  que las complicaciones del aborto inducido constituyen la tercera causa de mortalidad materna tenemos entonces que se trata de un serio problema de salud pública con implicancias sociales, legales, económicas, éticas, religiosas pero fundamentalmente morales que no podemos pasar por alto si aspiramos a una sociedad donde la convivencia sea justa y solidaria, con un futuro viable.

Hay muchos intereses de por medio en esta discusión, de otra manera no se explica la fuerte presión de parte de diferentes sectores e instituciones para legalizar el aborto. ¿Es realmente su despenalización la solución a este gran problema?  Los que están en contra del aborto tienen como su más importante argumento  que el feto es un ser humano con el más fundamental de los derechos, el derecho a la vida; mientras que los que están a favor sostienen principalmente que la mujer tiene derecho a decidir sobre su cuerpo y sobre la vida que lleva en su vientre. Sin embargo, más allá de las posturas ideológicas y de los cálculos políticos ¿cuáles son los hechos plenamente comprobados?

El primero es que la vida humana se inicia en el momento de la fecundación. Toda la evidencia científica al momento así lo señala. Tan pronto como los veintitrés cromosomas paternos se encuentran con los veintitrés cromosomas maternos, y se origina el cigoto, está reunida toda la información genética necesaria y suficiente para determinar cada una de las cualidades innatas de un nuevo individuo. Esta unicidad e individualidad genética permanecen inalterables durante todo su desarrollo.  La fecundación origina un organismo cuyo desarrollo posterior conduce indefectiblemente a la formación de una persona, un individuo de la especie humana, y no a la de ninguna otra especie. En ese momento comienza la vida.

El segundo es que el nuevo ser humano creado es único y diferente al de la madre que lo alberga.  Tiene su propio ADN, desarrolla células y tejidos que son inmunológicamente diferentes al de la madre y su propia sangre. Aunque necesita del organismo de la madre para su crecimiento, es una vida autónoma  que tiene en si mismo el impulso y la capacidad para desarrollar las capacidades innatas de un ser humano y el que inicia la secuencia de eventos que conducirá al trabajo de parto para pasar a otra etapa de su desarrollo. No es entonces un órgano o un tejido del cuerpo de la madre sobre el cual ella puede decidir.  Si esto fuera cierto, ¿qué cirujano consentiría en extraerlo, como si se tratara, por ejemplo, de un riñón sano? ¿Es posible que un médico tenga más dilemas para extraer un órgano sano que para extraer un feto viable? ¿Donde queda entonces nuestro Juramento Hipocrático?  Sean cuales sean sus circunstancias o su estado de salud,  todo ser humano por nacer es un miembro de nuestra comunidad que tiene la misma dignidad y el mismo valor. Si ahora se decide matar en forma legal a un ser humano en su etapa de desarrollo más frágil y vulnerable, ¿qué vendrá después?

He visto a muchos niños con diferentes discapacidades, muchas de ellas severas, crecer y superar obstáculos con el esfuerzo y el amor de sus familias. ¿Qué hubiera ocurrido si su discapacidad hubiera sido detectada cuando aún estaban dentro del útero? ¿Habrían sido abortados? Sus vidas me demuestran que hubiera sido un crimen de lesa humanidad. Si no somos capaces como especie, como sociedad, de entender la importancia del valor y la defensa de la vida nuestro futuro es incierto.

Que estas ideas nos conduzcan a reflexionar y darnos cuenta de lo que esta en juego, la convivencia humana y la soberanía de Dios cuyo Reino estamos llamados a extender en esta tierra, en esta nación. Este es nuestro compromiso cuando oramos el Padre Nuestro: "Santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también el tierra." (Lc. 11:1) Como Asociación creemos que Dios es el autor de la vida, que es Él quién la sustenta y que tanto el dar la vida como quitarla es una prerrogativa divina: "Yo hago morir y yo hago vivir" (Dt.32:39). Que el hombre fue creado por Dios a su imagen y semejanza lo cual es el fundamento de la dignidad y el valor supremo de toda vida humana, desde su concepción,  y de los derechos iguales e inalienables de toda persona sin distinción de ninguna clase.

 

Cada ser humano es concebido en la mente de Dios antes de ser formado en el vientre de su madre y tiene un propósito divino. No lo olvidemos nunca.

"Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifique, te di por profeta a las naciones"     (Jeremías 1:5)

Aníbal Del Águila Escobedo

Médico Pediatra

  

Escríbenos tus comentarios, ideas, sugerencias o si deseas conocer más de la asociación:

acsa.peru@yahoo.com

 

ACSA PERU….un punto de encuentro entre profesionales de salud

que buscan vivir la realidad de Jesucristo y compartirla

__._,_.___
Adquiere el video de la Cuarta Conferencia Anual de Funcionarios y Servidores Publicos Evangelicos, en el Congreso de la Republica.
Escribe al mail: servidoresdelestado@gmail.com

Ud. puede ver estas noticias y hacer sus comentarios en: http://aequusblog.blogspot.com/
Trabajamos para fortalecer el liderazgo de la Comunidad Evangélica

.

__,_._,___

1 comentario:

Hegel Salazar dijo...

Para: Aníbal Del Águila Escobedo.
De: Hegel Salazar

Tu sabes que te admiro estimo pero no por eso dejo de tener mi opinión.

Estoy en desacuerdo con la mayoría de tus opiniones, solo coincido con la afirmación siguiente: "Hay muchos intereses de por medio en esta discusión". Tu concepción también es interesada (y es bueno que tengamos Intereses), y es parte de tu cultura, es tu verdad, no es la verdad de TODAS LAS CULTURAS.

Yo personalmente creo que la mujer tiene derecho a decidir sobre su cuerpo, con todo lo que eso implica, es mi opinión como agnóstico.

Es un hecho que es cuestiones como esta NO vamos estar de acuerdo. Sin embargo creo que tienes todo el derecho de expresar tu verdad.

Deseándote lo mejor para ti querido Aníbal, UNA de las pocas personas que Admiro, pero con la cual siempre me sentido en libertad de expresar mi total y Absoluta discrepancia.

Un Abrazo y toda la suerte del Mundo