jueves, 25 de noviembre de 2010

[aequus] UNICEP EN EL DIA DE LA NO VIOLENCIA CONTRA LA MUJER



Logotipo

 

UNICEP, en el marco del Día Internacional de la ELIMINACIÒN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER" que se celebra en todo el mundo el 25 de noviembre de todos los años, invita a la comunidad evangélica a una reflexión en torno al papel que le corresponde a la Iglesia por erradicar el crimen más encubierto y silenciado: el de la violencia contra las mujeres, vemos con mucha tristeza que en nuestro país la situación de violencia en la que vive la mujer es alarmante. La Organización Mundial de la Salud realizó un estudio en 10 países y 15 lugares para determinar los grados de violencia contra la mujer, que llegan inclusive al feminicidio. ¿Sabía que las zonas rurales de Cusco quedaron en primer lugar?, ¿Y qué Lima ocupa el tercer puesto?. Asimismo, según informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 70% de las mujeres que son víctimas de asesinato mueren a manos de su compañero?.

Según estudios del MIMDES dos mujeres son agredidas físicamente cada minuto, 27 mujeres son forzadas por su pareja para mantener relaciones sexuales cada hora, y 20 % de las niñas menores de 15 años sufre de abuso sexual. Los casos de violencia contra la mujer se incrementan día a día de manera alarmante. Los casos más frecuentes son de naturaleza física, sexual y sicológica o emocional. Las mujeres frecuentemente están sometidas a privaciones económicas o de otro tipo. Millones de mujeres en todo el mundo dependen de los varones, que les dan apoyo económico y seguridad. Por lo tanto, los hombres pueden tener un impacto negativo directo sobre el bienestar de la mujer, proporcionando o reteniendo los medios para la obtención de alimento, vestimenta y otras necesidades diarias. Muchas veces el impacto es aún más profundo: cuando el hombre se divorcia de su esposa y ésta puede quedar sin recursos y estigmatizada. Éste es un problema social de salud pública que responde a la permanencia de una cultura con estructuras jerárquicas patriarcales, donde la mujer es vista como un objeto desechable y maltratable.

Queremos hacer un llamado al liderazgo nacional sobre la responsabilidad que tiene la Iglesia para que esto cambie, para coadyuvar a generar respeto al derecho de las mujeres a ser valoradas y apreciadas. Necesitamos contar con una cultura de respeto para el intercambio de conocimiento y reflexiones hacia el abordaje de temas relacionados a la situación y condición de la mujer, la familia, y otros temas sobre los cuales nosotros como cristianos siempre hemos sido exhortados por Dios a través de las Escrituras en una misma dirección: la del respeto al ser humano, a su dignidad y a sus derechos humanos y sociales. Dios ha extendido sus manos (Is.65:2) sin preguntas para nadie y con amor hacia todos (Jn.3:16).

Esta actitud de NSJ debe motivar la actitud del cristiano hacia su prójimo. Dios tiene un proyecto de crecimiento y plenitud para cada hombre y mujer, y para sus familias; y, únicamente será posible su logro sintonizando nuestras vidas de conformidad a Su sabiduría y voluntad.

UNICEP quiere expresarle un saludo especial a todas las mujeres en este día, y ofrecerles nuestro apoyo para generar espacios de reflexión que nos ayudarán a fortalecernos en este caminar cristiano, dentro de un país que desea conocer más de la verdad y la libertad que encontramos en Jesucristo. 

Lima, noviembre del 2010.

 

 

 

 

Dra. Raquel A. Gago Prialé

      Directora Ejecutiva

            UNICEP

 

Of.: 3126048, 6275105 - Cel: 993520596

Calle Pío XII 194, Monterrico Chico

               Santiago de Surco

          www.unicep.org.pe