jueves, 8 de enero de 2009

[aequus] La guerra y la paz en Medio Oriente

La guerra y la paz en Medio Oriente

Rogelio Alaniz

 

 

Hace ocho años que desde la Franja de Gaza se bombardea a ciudades y pueblos del sur de Israel. En algún momento se firmó una tregua, frágil, inestable, pero tregua al fin. No sé por qué motivos los terroristas de Hamas consideraron que el acuerdo de paz incluía arrojar un determinado número de explosivos por día. Ninguna de las organizaciones pacifistas del mundo dijo demasiado sobre el tema. El silencio de algunas se justifica porque consideran que Hamas es un movimiento de liberación y que la violencia en manos del pueblo no es violencia, es justicia. Otras callan porque estiman que -como dijera Amos Oz- Hamas es una banda de bellacos a la que no se le puede exigir los compromisos que les corresponden a los Estados.

 

Planteadas así las cosas, Israel está obligada a soportar el bombardeo periódico desde Gaza, pero si en algún momento -sobre todo cuando las cuotas de bombas permitidas empiezan a excederse- decide responder como corresponde, el mundo de las organizaciones pacifistas se rasga las vestiduras y derrama lágrimas ardientes por la tragedia del pueblo palestino.

 

Ocurre que los de Hamas pretenden disfrutar de todos los beneficios de un Estado y no hacerse cargo de ninguno de los compromisos que significa asumir la estatidad. Controlan una población de un millón y medio de habitantes, mantienen el monopolio de la violencia sobre el territorio, militarizan a la población civil, pero cuando la Nación a la que agreden les responde como se merecen, reclaman que el mundo sea solidario con ellos.

 

Es más, los ataques de Hamas a Israel están dirigidos a la población civil; los ataques de Israel procuran golpear a los terroristas y a sus bases materiales. Es lo que hicieron ahora. La gran herida al orgullo militarista de Hamas es que el noventa por ciento de los objetivos atacados fueron militares. Los muertos y heridos en su inmensa mayoría fueron terroristas. Para la propaganda victimizadora de Hamas ésta es la peor noticia que pueden recibir. La derrota militar y política fue tan grande que Abbas desde Cisjordania les reprochó haber roto la tregua deliberadamente.

 

Desde Egipto -sobre todo cuando se enteraron de los túneles que armó Hamas para comunicarse ilegalmente con ese territorio-, los criticaron con términos muy duros y les reprocharon -esto es importante- oponerse a que la población civil sea asistida. El dato merece mencionarse: para Hamas es decisivo presentar a la población civil -a la misma que usan de escudo- como víctima, de modo que la tontería y la mala fe antisemita que pulula por Occidente se sensibilice con la supuesta tragedia de un pueblo.

 

La Franja de Gaza es un pequeño territorio en el que se apretujan más de un millón y medio de palestinos. Empobrecidos, ignorantes, resentidos, adoctrinados en el odio desde siempre, soportan con resignación y mansedumbre ser usados por terroristas profesionales cuyo oficio exclusivo es rezar y matar. En la Franja de Gaza, las órdenes de Hamas no se discuten, se acatan o se acatan. Quien no las admite es acusado de traidor y ejecutado en el acto.

 

Hace unos años, desalojaron del poder a sus paisanos de Al Fatah y declararon la guerra santa a Israel. En todas sus declaraciones y anuncios, Hamas ha sostenido que su objetivo es destruir a Israel y arrojar los judíos al mar. Esa meta está fuera de toda discusión. Golda Meier, con su estoico humor judío les dijo más o menos lo siguiente: "Entiendo que nos quieran borrar del mapa, pero, ¿realmente pretenden que cooperemos con ustedes para lograr ese objetivo?".

 

Algunos dirigentes de Hamas pueden admitir en determinado contexto alguna negociación, pero como dijera su líder máximo, la negociación y la guerra para nosotros no son una contradicción, son parte del mismo objetivo, negociamos y guerreamos. Como le gustaba decir a un dirigente argentino: "Los que quieran entender que entiendan...".

 

En Israel, la guerra y la paz son temas abiertos al permanente debate. La izquierda israelí, los sectores moderados y pacifistas, sus burgueses que viven muy bien y quieren disfrutar en paz de sus riquezas, sus intelectuales cada día más críticos, suelen en más de un caso, ser muy mordaces con sus dirigentes. Hace unos días, ese excelente escritor que es Amos Oz publicó una nota en los diarios advirtiendo sobre los riesgos de una invasión israelí a la Franja de Gaza. Particularmente, indicaba sobre la campaña internacional en la que a Israel se lo presentaría como el Estado agresor y a los terroristas como víctimas. Conceptos parecidos expresó el político e historiador Shlomo Ben Ami.

 

En el viaje que hice a Israel a principios de este año, tuve la oportunidad de conversar con amigos santafesinos que viven allí. Todos, por lo menos su gran mayoría, bregan por la paz, entienden que el futuro de Israel debe ser la paz y se lamentan por la ceguera y el fanatismo de los dirigentes palestinos que condenan a su pueblo a la guerra y a la muerte. Me lo decía un amigo en Tel Aviv: "Quiero la paz con los árabes, pero si me quieren matar a mí o a mi familia me voy a defender. ¿Está mal eso?".

 

Escuchaba esas reflexiones y recordaba la entrevista que Oriana Fallaci le hiciera a Golda Meier, y la respuesta de la entonces primera ministra sobre la cuestión de la guerra: "No nos gustan las guerras, ni cuando las ganamos. No nos regocijamos por las guerras. Nos regocijamos cuando desarrollamos un nuevo tipo de algodón o cuando en Israel florecen las fresas".

 

Esa retórica no la he escuchado en los labios de los dirigentes de Hamas. Esos debates, esas miradas críticas sobre la realidad política interna de Israel, esas polémicas sobre lo que corresponde hacer y cómo hacerlo es lo que califica a Israel como la gran Nación democrática de Medio Oriente. Su aparente debilidad es su fortaleza y, por sobre todas las cosas, es el síntoma más elocuente de que la causa que defienden es justa o, por lo menos es más justa que la que sostienen los terroristas de Hamas con su fanatismo islámico, su instinto de muerte, su adhesión incondicional a la teocracia de Irán y la dictadura Siria.

 

Para Israel, no es sencillo tomar la decisión de marchar a la guerra. Una gran Nación, pluralista, democrática y pujante tiene mucho para perder con la guerra. Vuelvo a citarla a Golda Meier: "Un líder que no duda antes de enviar a su Nación a la guerra no es apto para serlo". Esos escrúpulos no los tiene Hamas, pero lo que no se le puede negar a un Estado, el único Estado en el mundo cuya existencia está amenazada por varias potencias, es el derecho a defenderse.

 

La paz es un gran objetivo, pero a la paz hay que merecerla. Hamas no quiere la paz y muchos palestinos suponen que es más digno el paraíso de Alá que la vida. Ésa es la verdad y ésa es la tragedia de Medio Oriente. Puede que alguna vez esta realidad cambie, pero ello ocurrirá cuando -al decir de doña Golda- "los palestinos amen a sus hijos más de lo que nos odian a nosotros".

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

 

Si quieres la guerra, no llores cuando tu enemigo se defiende.

3/1/2009 

Itongadol.-

Israel desocupó Gaza el 12 de septiembre de 2005, con el fin de lograr la paz. La población de Gaza eligió libremente a sus dirigentes el 25 de enero de 2006, y estos fueron los de Hamás. La organización de los Hermanos Musulmanes de Egipto, la principal oposición del país, dijo que el triunfo de Hamás debía ser interpretado como un "golpe a Israel"."Nuestra victoria es una lección a la comunidad internacional y cambiará la actitud de Israel, los países árabes y Occidente hacia el conflicto palestino israelí", dijeron Ismail Haniya y el otro líder de Hamas, Mahmud A-Zahar, quien aseguró que "la lucha armada contra Israel continuará y nuestra victoria llevará a Israel a hacer concesiones y cambiará la actitud de Jordania y Egipto hacia el conflicto".

La paz no vendrá hasta cuando los árabe-palestinos amen más a sus hijos que lo que odian a sus enemigos judíos-, parafraseando a Golda Meir.

 

.-  Israel desocupó Gaza el  12 de septiembre de 2005, tierra judía en disputa, con el fin de lograr la paz.


La población de Gaza eligió libremente a sus dirigentes el 25 de enero de 2006, y estos fueron los de Hamás.


La organización de los Hermanos Musulmanes de Egipto, la principal oposición del país, dijo que el triunfo de Hamás debía ser interpretado como un "golpe a Israel".


"Nuestra victoria es una lección a la comunidad internacional y cambiará la actitud de Israel, los países árabes y Occidente hacia el conflicto palestino israelí", dijeron Ismail Haniya y el otro líder de Hamas, Mahmud A-Zahar, quien aseguró que "la lucha armada contra Israel continuará y nuestra victoria llevará a Israel a hacer concesiones y cambiará la actitud de Jordania y Egipto hacia el conflicto".


El entonces presidente israelí, Moshé Katsav, no descartó "una posible negociación entre su país y Hamas, pero siempre y cuando el movimiento islámico abandone las armas y se retracte de su intención de eliminar a Israel. Si Hamas se encamina hacia la paz, podremos avanzar hacia la paz".

Hamás, el movimiento islamofascista, que ganó con mayoría absoluta, está en la  misma órbita que Hisbulá, Yihad Islámica, Hermanos Musulmanes, Al-Qaeda, que fueron los causantes de los atentados de las Torres Gemelas en Nueva York el 11-S, de la estación de trenes en Atocha- Madrid el 11-M, el 7-J en Londres, en Bombay, y un largo etc.


Estos movimientos islamistas exaltan la muerte, el odio a la alteridad, el Yihad, el Califato Mundial, la judeofobia y el asesinato de judíos por el mero hecho de ser judíos.


La Carta Fundacional de Hamás pide explícitamente la destrucción de Israel.


Islamistas de Gaza secuestraron a un soldado israelí en tierra de Israel, así como Hisbulá secuestró vivos a dos soldados de Israel, Regev y Goldwasser,  y los devolvió muertos a cambio de terroristas árabes vivos, entre ellos Kuntar, el asesino de niños.


Israel no ha matado a ningún preso por terrorismo. Estos terroristas árabe-palestinos fueron detenidos antes de poder perpetrar atentados contra población judía.


La población de Gaza felicita masivamente a los terroristas que han matado a ocho estudiantes de yeshivót (escuelas religiosas judías).
Hamás repartió caramelos a los peatones de las calles de Gaza quienes recibían con júbilo el presente mientras seguían festejando el ataque a los ocho adolescentes estudiantes judíos.


Decenas de miles de partidarios del grupo terrorista Hamas celebraron el 14.12.08  el 21avo. aniversario del movimiento con manifestación que incluyó una burla al soldado israelí secuestrado, Guilad Shalit mendigando por su libertad.

 

Una enorme multitud llenó una zona al aire libre que puede contener al menos 150 mil personas y las calles aledañas fueron colmadas por simpatizantes de Hamás.


Hamás y los otros grupos terroristas árabes-palestinos emplean a su propia población como escudos humanos.

Hamás ha estado bombardeando cotidiana y constantemente población israelí en territorio israelí.


El armamento de Hamás es cada vez más destructivo y mortífero.

Hamás está recibiendo de Irán cohetes cada vez más mortíferos. Irán suministra entrenamiento militar e ideológico, y proporciona dinero y armamento a Hamás. Irán ha declarado persistentemente que busca la destrucción de Israel, y emplea a Hamás y a Hisbulá para ese fin.

El ministro de Inteligencia egipcio, Omar Suleiman, expresó hace 10 días en una reunión con Amos Gilad, jefe de la Mesa de Relaciones Exteriores y Seguridad del Ministerio de Defensa de Israel, en El Cairo que "los líderes de Hamás deben ser frenados, incluso en Damasco" y declaró que "el liderazgo de Hamás culpable por su arrogancia" y" que Egipto no se opondría a una limitada incursión en Gaza lo que puede derrocar el régimen de Hamás y poner fin al sufrimiento en Gaza".


Hamás ha roto la tregua el 19 de diciembre. No quiere la paz.

Egipto medió para el alto el fuego entre Israel y los grupos islamoterroristas de Gaza, territorio que controla de facto Hamas, y que comenzó el pasado 19 de junio. La tregua tenía una duración de seis meses y según el compromiso adquirido entre las partes, Israel debía reabrir progresivamente las fronteras de la franja de Gaza, suspender las operaciones militares en ese territorio y los terroristas palestinos cesar sus ataques.


Hamás ha declarado que atacará a Israel con atentados islamikazes cuando le convenga –a Hamás-, tal como ha estado realizando.


Israel advirtió a la dirigencia y a la población árabe-palestina que se defendería si proseguían  las constantes agresiones de los terroristas árabes-palestinos.
 
En una entrevista a la cadena árabe Al Arabiya, el jueves 25 de diciembre, el Primer Ministro israelí, Ehud Olmert, se dirigió a la población de Gaza en los siguientes términos:

"Israel se retiró de Gaza hace tres años, para no volver. Hago un llamamiento a los habitantes de Gaza: Me dirijo a vosotros como padre y como abuelo; no hay nada que menos quiera que poner a mis hijos y nietos en peligro. ¿Es el espíritu del Islam matar a niños inocentes? ¿Disparar cohetes sobre guarderías y civiles? No creo que éste sea el espíritu del Islam. Hamas, que hace esto en contra del espíritu del Islam, es la principal razón de vuestro sufrimiento y del nuestro.
Hago una llamada de última hora: Basta. Basta. Vosotros, ciudadanos de Gaza, podéis detenerlo. Sé cuánto deseáis levantaros por la mañana en un clima de tranquilidad, para llevar a vuestros hijos a la guardería o la escuela; así lo deseamos nosotros y así es como lo desean en Sderot y en Netivot. Hamas es el enemigo de los habitantes - no sólo de Israel sino también de Gaza. Queremos vivir como buenos vecinos con Gaza. No queremos perjudicaros. No vamos a permitir una crisis humanitaria y que sufráis de falta de alimentos o de medicamentos. No queremos luchar contra el pueblo palestino, pero no vamos a permitir que Hamas ataque a nuestros hijos. Tenemos una fuerza grande y destructiva - que no deseamos utilizar. Pienso en las decenas de miles de niños y de inocentes que estarían en peligro como resultado de las acciones de Hamas. No dejéis que los asesinos de Hamas, que actúan en contra de los valores del Islam, os pongan en peligro. ¿Podría yo permitir la caída de más misiles contra los habitantes de Israel? ¿Más ataques contra niños y civiles sin hacer nada? Por supuesto que no. Hamas está disparando contra nosotros y contra la central eléctrica que suministra electricidad a Gaza. Detenedlos. Detened a vuestro enemigo y al nuestro. Instadle a que cesen los disparos contra inocentes. No he venido aquí a declarar la guerra. Ya lo he dicho en el pasado, mientras sea Primer Ministro, tengo la intención de alcanzar la paz con, y no luchar contra, los palestinos. Pero Hamas debe ser detenido y así será. No dudaré en hacer uso de la fuerza de Israel para golpear a Hamas y a la Jihad Islámica ".

Israel se ha defendido. El sábado 27 de diciembre la aviación israelí bombardeó bases militares, ministerios de Hamás, arsenales y laboratorios de cohetes Kassam y un campo de fútbol en el que tenía lugar una ceremonia de fin de curso de oficiales de la policía y de las fuerzas de Hamás.

El ataque de la Fuerza Aérea contra objetivos de Hamás en Gaza ha provocado la muerte de más de 271 personas, de los cuales 15 eran civiles, el resto son miembros de Hamás.

Entre las víctimas se encuentran Tawfiq Jaber, máximo jefe de las fuerzas policiales de Hamás, Ahmed Jabri, jefe de la fuerza de élite del Ministerio del Interior islamista.


Los objetivos de Israel no son destruir Gaza, los de Hamás son destruir Israel, los objetivos de las Fuerzas de Defensa de Israel son:

[a] acabar con el disparo de cohetes de Hamás,

[b] poner fin al contrabando de armas dentro de la Franja de Gaza, y

[c] irrumpir gravemente la actividad militar de Hamás.


En lugar de buscar la paz y negociar con Israel, el máximo líder del grupo terrorista islámico Hamás, Jaled Meshaal, ha convocado a sus partidarios para una nueva Intifada contra Israel enfatizando que esos ataques incluirán operaciones suicidas.


Hamás ha estado bombardeando constantemente Israel y alentando a su población a los atentados islamikazes.

Ningún país permitiría un bombardeo continuo y atentados terroristas contra su población civil por parte de un enemigo que ansía su destrucción.
 
Israel ha agotado todos los medios y esfuerzos para alcanzar y mantener la paz.

Mientras que las acciones bélicas de los islamoterroristas de Hamás tienen por objetivo la población civil de Israel, la respuesta israelí ha sido dirigida única y exclusivamente contra los terroristas y sus infraestructuras.
 
Los grupos terroristas árabe-palestinos emplean a su propia población como escudos humanos. Esta política se extiende a sus propios heridos. Hamas no deja salir heridos. El ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Ahmed Abul Gheit, ha afirmado que los terroristas están impidiendo el traslado a Egipto de personas heridas por los bombardeos israelíes de las últimas horas.


El Presidente palestino Mahmoud Abbas ha dicho en El Cairo el domingo 28 de diciembre que el grupo islamista Hamas podría haber evitado los ataques israelíes en Gaza.

"Hablamos con ellos y les dije 'por favor, les pedimos, no pongan fin a la tregua. Dejen que la tregua continúe y no se detendrá, de modo que podría haber evitado lo que sucedió".


Hamás, a pesar de las bajas tenidas en sus filas, persiste en atacar territorio y población civil israelí. Más de 110 cohetes han sido el sábado lanzados por Hamás contra Israel, entre los que se incluyen cohetes Katyusha.


El domingo 28 de diciembre, Hamás ha disparado más de 10 cohetes contra territorio israelí. Dos de ellos  estallaron cerca de la ciudad de Ashdod, a más de 30 kilómetros de distancia de Gaza. Tres cohetes explosionaron en Ashkelon, y cuatro en la región de Eshkol.


Los occidentales que defienden a Hamás, mayormente los izquierdistas nostálgicos del Gulag y herederos de Stalin, no defienden a los árabes-palestinos, estos les son indiferentes; sólo les interesa poder atacar Israel, y levantan la voz y derraman lágrimas de cocodrilo por los árabes-palestinos cuando pueden imputar la culpa a Israel, por más que esas pretendidas víctimas sean terroristas.
 
En ningún momento derramaron sus lágrimas de cocodrilo ni levantaron la voz para criticar a los jordanos que en 1970 sus tanques pulverizaron con sus cañones y cadenas los campamentos palestinos de Ammán, Irbyd y Mafraq. Según datos del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (UNRWA, por sus siglas en inglés).

Resultaron muertos unos 10.000 palestinos y heridos no menos de 15.000. Al Fatah declaró que se habían contabilizado 20.000 bajas, más que el número total de árabes palestinos muertos durante el curso de todos los choques habidos con los judíos y con Israel desde principios de los años 20 en adelante. Incapaces de resistir en contraataque del Ejército del rey Hussein. Muchos de los terroristas árabes-palestinos, conociendo el destino que les esperaba en manos de la Legión Árabe, prefirieron cruzar, desarmados, el río Jordán, y rendirse a los soldados de Israel.

Así nacía Septiembre Negro.

Ni tampoco levantaron la voz ni derramaron sus lágrimas de cocodrilo cuando Kuwait y otros países del Golfo expulsaron en el año 1991 a 400.000 árabes-palestinos por el apoyo de Yasser Arafat a Saddam Hussein en la anexión iraquí de Kuwait, bajo la consigna de rekuwaitizar Kuwait, al fin de la Guerra del Golfo.


Ninguno de esos izquierdistas, ni de los árabes en general, ni de los árabes-palestinos, ni la Liga Árabe, ni la Organización de la conferencia Islámica, ha proferido ni una sola palabra quejosa, ni no quejosa,  por los territorios árabes robados como la toma de Irán de las islas de la Unión de Emiratos Árabes (Tunb Mayor, Tunb Menor y Abu Mussa), ni la toma turca del distrito sirio de Alejandreta (actualmente Iskendurun), ni por Arabistán, ocupado por los iraníes.


Arabistán, cuyo nombre iraní es Juzestán, y la capital es Ahwaz, fronteriza con Irak tiene una población de más de 4 millones y medio de árabes sunnitas y una superficie de 64.055 km2 (la de Israel dentro de sus fronteras y líneas de cese de fuego, incluyendo las áreas bajo autogobierno palestino, es 27.800 km2), es una tierra rica en petróleo, está ocupada por Irán y tiene un movimiento separatista e islamista sunnita que comete atentados contra el régimen de los mulás chiítas iraníes, sin merecer ni un solo comentario en la Media en general, y en la izquierdista en particular.


Una carta abierta con fecha de 26 de abril de 2005, enviada al anterior presidente Jatami por Jasem Shadidzadeh, ex miembro del Majlis (Parlamento de Irán) por la provincia de Arabistán al que se le prohibió presentarse a las elecciones de 2004, alegaba que se habían confiscado más de 120.000 hectáreas de tierras de los árabes para ser utilizadas por el gobierno persa  para el Plan de Desarrollo de la Caña de Azúcar, establecido en los años noventa.

El  gobierno persa comenzó en septiembre de 2004 un vasto plan de reasentamiento en Arabistán para iraníes provenientes de otras regiones persas. Se crearon nuevas ciudades para este proyecto, por ejemplo, los municipios de Ramin-2 al sur y Shirinshah al norte de la ciudad de Ahvaz que se planea acogerán, entre ambos, 550.000 colonos persas. Estos proyectos no están a disposición de la población local árabe, ni tampoco los créditos a tipo de interés reducido o sin intereses que se ofrecen a los iraníes persas como incentivo para trasladarse allí.

Se ha recrudecido la espiral de violencia en el territorio ocupado por Irán, Arabistán, decenas de árabes fueron detenidos tras cuatro explosiones de bombas ocurridas en periodo preelectoral en Ahvaz en junio de 2005 y otras dos en Teherán que acabaron con la vida de hasta 10 personas y causaron lesiones al menos a 90. Otras bombas explosionadas en octubre de 2005 y enero de 2006 mataron al menos a 12 personas y fueron seguidas de una oleada de detenciones.

También se produjeron detenciones tras manifestaciones celebradas en fechas tradicionalmente señaladas, como las festividades musulmanas de 'Id al-Fitr y 'Id al-Adha. Amnistía Internacional ha recibido los nombres de unos 500 árabes iraníes detenidos desde abril de 2005, algunos en repetidas ocasiones, aunque el número de detenidos es probablemente muy superior. Dos árabes iraníes, Medi Nawaseri y Ali Awdeh Afrawi, fueron ejecutados en público el 2 de marzo de 2006, tras haber sido condenados por su participación en las explosiones de octubre. Las ejecuciones de estas dos personas tuvieron lugar tras juicios injustos en un Tribunal Revolucionario.

Durante el juicio se les negó representación letrada a los acusados. Sus "confesiones" fueron transmitidas por televisión. Se teme que otras personas corren peligro de ser ejecutadas.


Pero todo esto es irrelevante para los nostálgicos del Gulag y herederos de Stalin, pues no pueden imputar a Israel nada de nada. De todo esto.


Sólo interesa defender a aquellos árabes-palestinos a los que se les puede imputar ser "víctimas" de Israel, por muy terroristas que sean, y aunque defiendan la reislamización de Al Andalus, como lo reclama Hamás con el mismo argumento, el que "los judíos y cristianos profanan las tierras que fueron islamizadas y han de retornar al Islam", y por mucho que combatan y busquen la destrucción de Israel.
 
Hamás no es un interlocutor para la paz, ya que defiende la destrucción de Israel.

La paz no vendrá hasta cuando los árabe-palestinos amen más a sus hijos que lo que odian a sus enemigos judíos, parafraseando a Golda Meir.
 
Si Hamás quisiera la paz, no provocaría a Israel, no le dispararía cohetes contra la población civil en Israel, ni enviaría islamikazes para sembrar Israel de cadáveres, y retiraría de su Carta Fundacional la voluntad de destruir a Israel.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

 

¡Pobres palestinos!

 

GERARDO SOTELO

 

Mientras caen las bombas sobre Gaza y su población paga con su vida la insensatez terrorista de Hamás, en Occidente se movilizan miles de personas, indignadas por el sufrimiento del pueblo palestino. Es curioso que gente tan sensible no hayan manifestado antes para denunciar el trato que reciben los refugiados palestinos en Líbano, Siria o Jordania, por parte de sus hermanos árabes. Tampoco hubo manifestaciones para denunciar el sangriento golpe de estado de junio de 2007 que destituyó a los representantes de la Autoridad Nacional Palestina en Gaza, ni el posterior exterminio y expulsión de cientos de dirigentes de Fatah, el grupo del presidente palestino Mahmud Abbás; ni la represión desatada en la conmemoración de la muerte de Arafat, ni cuando los comandos de Hamás atentaron contra colegios palestinos que enseñaban inglés.

 

Para los palestinos de Gaza que pertenecen a Fatah, la suerte es dos veces sombría. Sus hermanos de Hamás suelen gastarle algunas bromas sangrientas, como refugiarse en sus casas cuando los persiguen los soldados israelíes, exponiendo a las familias de sus adversarios a las represalias. Por cierto, ninguno de estos manifestantes occidentales quisieran vivir con Hamás al otro lado de la calle ni tiene la menor idea de lo que eso significa ni mucho menos cómo se llegó a esta situación.

 

En rigor, los bombardeos diarios de Hamás contra civiles israelíes no buscaban derrotar al "régimen sionista" sino obligarlo a reaccionar con la fuerza. Hasta el propio Mahmud Abbas dijo que "todo esto se podría haber evitado" si Hamás hubiera escuchado el consejo de la ANP de no romper el alto el fuego.

 

Por cierto que la respuesta es desproporcionada si se compara el número de víctimas de los bombardeos de estos tres días con el que dejaron los cientos de cohetes Qassam, lanzados cada mañana y durante años sobre población israelí, sin que nadie marchara por las calles de París para denunciarlo. Israel respondió entonces con incursiones "quirúrgicas", que no lograban detener los bombardeos y cobraban decenas de víctimas inocentes. Entonces vino el cierre de los pasos de frontera, lo que generó una escasez cruel de productos e insumos de primera necesidad y… ¡una ola de manifestaciones en varias ciudades de Occidente!

 

Ahora, el gobierno israelí juega a la política y a la guerra (la canciller Tzipi Livni alcanzó en las encuestas a Benjamín Netanyahu, ex premier de derecha), Egipto y la ANP miran para el costado y esperan que Israel acabe con Hamás, el gobierno iraní lanza sus bravatas de ocasión, la Liga Árabe finge reaccionar, la cúpula de Hamás se resguarda bajo tierra y utiliza a sus compatriotas como escudos humanos, la comunidad internacional no aplaude ni condena los bombardeos, la pequeña burguesía occidental saca a pasear su indignación chic. Todo esto mientras caen las bombas sobre los civiles de Gaza, que pagan con su vida las consecuencias de la insensatez terrorista. ¡Pobres palestinos!

 

www.elpais.com.uy

30.12.08

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

 

Israel se ve obligado a defender a sus ciudadanos

Fundación ACOM

 

30 de diciembre de 2008

 

Israel se ve obligado a defender a sus ciudadanos tras años de ataques.

Israel comenzó una contundente operación este fin de semana pasado con el fin de sofocar la amenaza terrorista de Hamás contra civiles israelíes. Desde la retirada de Israel de Gaza en 2005, Hamás ha disparado indiscriminadamente más de 6.300 cohetes y proyectiles de mortero, incluyendo 600 en las seis últimas semanas contra centros de población israelíes. La primavera pasada, Israel ofreció la posibilidad a Hamás de dar un paso hacia la paz aceptando la propuesta de Egipto de una tregua de seis meses. Sin embargo, Hamás aumentó significativamente su arsenal y finalmente reanudó sus ataques con cohetes. A pesar de la agresión de Hamás, Israel continúa facilitando la entrega de ayuda humanitaria y está tomando medidas para limitar las víctimas civiles en Gaza.

 

Israel ha demostrado una extrema moderación ante años de ataques contra sus ciudadanos después de retirarse completamente de Gaza en 2005.

·        Israel retiró totalmente todos sus soldados y asentamientos de Gaza en 2005, una medida encaminada a reducir la violencia y mejorar las condiciones para establecer mejores relaciones entre Israel y los palestinos.

·        En lugar de aprovechar esta histórica oportunidad de construir una vida mejor para la gente de Gaza, Hamás y otros grupos terroristas han convertido la zona en una plataforma de lanzamiento de más de 6.300 cohetes y proyectiles de mortero contra Israel, y han matado a más de una docena de israelíes y herido y traumatizado a muchos más.

·        Después de dar por terminada una tregua de seis meses en su enfrentamiento con Israel, el grupo terrorista Hamás, respaldado por Irán, ha disparado más de 600 cohetes y proyectiles de mortero contra Israel.

·        Como cualquier estado soberano, Israel tiene el derecho y el deber de defender a sus ciudadanos de cualquier ataque. Las acciones de Hamás no han dejado otra alternativa a Israel que tomar medidas más contundentes para defender a sus ciudadanos.

·        Hamás ha utilizado los seis meses de calma para aumentar su arsenal arsenal de cohetes y de otras armas pasándolas de contrabando a Gaza desde Egipto.

·        Hamás Hamás ha utilizado los seis meses de calma para doblar su almacén de cohetes —estimado en la actualidad entre 8.000 y 10.000— y para adquirir cohetes de mayor alcance, incluyendo cohetes Katyusha, suministrados por Irán.

·        Alrededor de 500.000 israelíes se encuentran ahora a tiro del arsenal de cohetes de Hamás, incluyendo Ashdod, la quinta ciudad más grande de Israel, hogar de 200.000 personas y el mayor puerto de Israel. La metralla de un cohete que alcanzó la ciudad, situada a 37 kilómetros de Gaza, mató ayer a una mujer israelí.

·        Hamás se ha dedicado a la "Hizbolización" de Gaza. Los terroristas de Hamás están utilizando ahora silos subterráneos de lanzamiento Qassam para hacer más difícil que las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) los encuentren y los destruyan. Los lanzacohetes, similares a los utilizados por Hizbolá, también pueden manejarse por control remoto, lo cual permite a Hamás disparar más cohetes de una vez.

·        Con la ayuda de Irán, según los funcionarios de seguridad israelíes, Hamás ha desarrollado cohetes especiales que pueden desmontarse en pequeñas piezas para facilitar su introducción ilegal en Gaza. Los cohetes pueden volver a montarse con facilidad para lanzar ataques contra Israel.

·        Hamás está utilizando propulsores avanzados, los cuales permiten que los terroristas almacenen cohetes durante períodos más largos y disparen un número mayor de cohetes de una sola vez.

·        Hamás se ha transformado de un grupo terrorista en un ejército terrorista como Hizbolá, con una fuerza de 15.000 hombres armados. Muchos de los jefes de esta fuerza han sido enviados a campos de Irán y Líbano para recibir formación de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní.

·        Además de aumentar su arsenal de cohetes, Hamás ha introducido de contrabando en Gaza, procedentes de Egipto, lanzamisiles antitanques portátiles RPG, rifles de asalto, explosivos de alta calidad y misiles antiaéreos, según los funcionarios de seguridad israelíes.

·        Israel está tomando medidas para limitar las víctimas civiles, a la vez que facilita la ayuda humanitaria a Gaza.

·        Las acciones de Israel han sido dirigidas específicamente contra los centros de mando, las instalaciones de seguridad, las bases de lanzamiento de cohetes, los almacenes de armamento y los túneles de contrabando de armas de Hamás.

·        La gran mayoría de palestinos muertos eran efectivos de Hamás, ya que Israel intenta limitar las víctimas civiles. De hecho, Israel ha transmitido advertencias específicas a los habitantes de Gaza que se encontraban en las inmediaciones de un inminente ataque aéreo selectivo para permitirles abandonar la zona antes de que el objetivo de Hamás fuera alcanzado.

 

·        Desafortunadamente, Hamás sitúa su infraestructura terrorista en los centros de población civil para hacer más difícil que Israel pueda apuntar y para aumentar las posibilidades de que se produzcan víctimas civiles en las operaciones israelíes.

 

·        Hamás ha utilizado laboratorios de la Universidad Islámica —la cual Israel atacó el domingo— para desarrollar sofisticados explosivos y proyectiles de morteros, y ha almacenado cohetes y proyectiles de mortero en los edificios del campus.

 

·        Israel está trabajando estrechamente con la ONU, la Cruz Roja y la Organización Mundial de la Salud para garantizar que la ayuda humanitaria llegue a los civiles palestinos de Gaza. El 28 y el 29 de diciembre, mientras Hamás continuaba disparando cohetes contra Israel, más de 60 camiones de suministros humanitarios y 400.000 litros de combustible fueron trasladados a Gaza. Israel también continúa suministrando el 70 por ciento de la electricidad de Gaza.

·        Durante los seis meses de tregua, Israel facilitó el traslado a Gaza de más de 14.000 camiones, 185.000 toneladas de alimentos y otros suministros, más de 7.000 toneladas de gas para calefacción y más de 38 millones de litros de combustible.




¡Felices Fiestas!
¡Enviale una tarjeta electronica gratis a tu familia y amigos y deseales felices fiestas. br>Envia aquí http://yahoomorado.com/tarjetas/

__._,_.___
Ud. puede ver estas noticias y hacer sus comentarios en: http://aequusblog.blogspot.com/
Trabajamos para fortalecer el liderazgo de la Comunidad Evang�lica
Recent Activity
Visit Your Group
Get in Shape

on Yahoo! Groups

Find a buddy

and lose weight.

Check out the

Y! Groups blog

Stay up to speed

on all things Groups!

Yahoo! Groups

Everyday Wellness Zone

Check out featured

healthy living groups.

.

__,_._,___