viernes, 3 de septiembre de 2010

[aequus] Excelente carta a los Congresistas y prensa nacional

 


Señores Congresistas de la República:
 
El Poder Ejecutivo, mediante Proyecto de Ley de Presupuesto de la República para el año 2011 ha planteado en las Disposiciones Finales Décimo Octava, Décimo Novena y Vigésima, medidas que afectarán enormemente al sistema de Defensa Nacional en el corto, mediano y largo plazo.
Aún cuando nuestra principal preocupación es la recuperación de la operatividad y capacidad disuasiva de nuestras Fuerzas Armadas para la eventualidad, no muy remota, de tener que hacer frente a una amenaza exterior; esta vez nos dirigimos a ustedes por un problema no menos importante porque atañe al personal, principal activo de las FF.AA. y la Policía y es el problema referido a su remuneraciónes y pensiones, es decir a la justa contraprestación por los servicios prestados. 

El Ejecutivo, sin ningun estudio previo de los Ministerios de Defensa y del Interior ni del Comando Conjunto (ya no existe la Secretaría de Defensa Nacional), está proponiendo al Congreso de la República, a través de este proyecto de ley, que durante los años 2011 y 2012 no haya ingreso de personal a las Escuelas de Oficiales y de Suboficiales de las FF.AA. y la PNP. En este punto debe tenerse en cuenta que, si bien el artículo 172 de la Constitución señala que el número de efectivos de las FF.AA. y de la PNP se fija anualmente por el Poder Ejecutivo, no es menos cierto que debe obedecer a un acucioso y profundo estudio realizado por el Ministerio de Defensa, sus órganos correspondientes y POR SER DE INTERES NACIONAL Y RESPONSABILIDAD CONSTITUCIONAL, DEBATIDO EN FORMA ESPECIFICA Y MUY RESPONSABLE POR EL CONGRESO DE LA REPUBLICA.
 
Dudamos que estos proyectos de Disposiciones hayan sido producto de un estudio serio realizado con las instituciones armadas y la PNP.
 
Este proyecto de ley también modificaría la ley 19846 Ley de Pensiones de las FF.AA. y de la PNP, dejando sin efecto todas las disposiciones que de nivelación de las pensiones con las remuneraciones, en pocas palabras las pensiones del personal en retiro con derecho a nivelación se estancarán donde están y no se nivelarán de acuerdo a las remuneraciones del personal en actividad, inclusive de las pensiones de invalidez e incapacidad y sobrevivencia o de sobrevivencia. Afectará a las viudas también. ESA MEDIDA PUEDE SER APLAUDIDA POR QUIENES VEN SOLAMENTE UN AHORRO EN EL USO DEL DINERO DEL ESTADO, PERO NO PUEDE SER ACEPTADA POR QUIENES VEN MAS ALLÁ, CON PROFUNDIDAD, COMO PERUANOS RESPONSABLES, SU IMPACTO EN EL SISTEMA DE DEFENSA NACIONAL.

¿Porqué señores Congresistas?
 
Porque son los miembros de las FFAA y PNP quienes dieron sus cuota de sacrificio para combatir y derrotar al terrorismo y darle estabilidad y seguridad al país. A la estabilidad y seguridad le siguió la recuperación de la economía y la llegada de inversiones extranjeras, a eso se debe la bonanza económica de la que goza nuestro país. Sin seguridad ni estabilidad NUNCA se hubiese recuperado y crecido la economía. Ese ha sido el principal aporte de nosotros los miembros de las FFA y PNP en actividad y en retiro, a lo largo de varias décadas.
 
Porque esas supuestas medidas de "ahorro" o restricciones a la nivelación pensionaria, cuyo sustento no se entiende por la razón de tener el país una economía nacional en constante crecimiento, impactarán en la vocación militar y policial, espíritu de servicio, moral combativa y por ende en la seguridad nacional y la seguridad ciudadana. Quizás no lo vean asi quienes miran un horizonte de solo 2 años, pero impactará en el mediano y largo plazo en la juventud peruana.
 
Repetimos, el principal "activo" que tiene el sistema de Defensa Nacional son sus integrantes, su personal, peruanos con vocación de servir a nuestra patria que viven y trabajan bajo un régimen laboral TOTALMENTE DIFERENTE al de cualquier otro funcionario del estado.
 
Señores Congresistas, cuando se reunan a debatir el proyecto de ley de presupuesto en mención, recuerden:
¿No es justo entonces que se establezca, POR LA NATURALEZA ESPECIAL de la función laboral militar y policial, un régimen de remuneraciones y de pensiones ESPECIAL, IGUAL y SOLIDARIO para los miembros en actividad y los de situación de retiro? ¿Porqué diferenciar a quienes SIEMPRE estuvimos, estamos y estaremos al servicio del Perú ofreciendo nuestra vida?
 
Señores Congresistas, demos una mirada a éste régimen laboral especial:
Nosotros estamos disponibles trabajando para el Estado las 24 horas del día, los 365 días del año.
A diferencia de otros funcionarios, no cobramos horas extras, ni sobre tiempo a pesar de mantenernos en las bases y cuarteles o comisarías sin horario de salida y cubriendo guardias o patrullas a cualquier hora, en zonas de emergencia o en las fronteras.
No escogemos nuestro lugar de destino o centro de trabajo, ni podemos negarnos a trabajar en las diferentes bases y cuarteles del país, cosa que si pueden aducir sus funcionarios que por ley no pueden ser cambiados de su centro laboral sin su consentimiento.
Nuestras familias deben sacrificarse con estos cambios de empleo pues muchas veces tienen que vivir adaptándose constantemente a los cambios de localidad, o viviendo separados por las características de las localidades de empleo como zonas de emergencia, zonas de frontera, lugares inhóspitos, etc.
No tenemos catorce sueldos al año (un sueldo completo por navidad y otro por fiestas patrias) y, cuando pasamos al retiro no tenemos compensación por tiempo de servicios (CTS).
Muchas veces, por exigencias del servicio y la vida militar, no podemos hacer uso del período vacacional y no tenemos compensación por ello y tampoco podemos acumular esos períodos para hacer uso de los mismos posteriormente.
Pero, lo que nos distingue principalmente, es el hecho que nuestras vidas están en constante peligro, arriesgándonos diariamente en la lucha contra la delincuencia, el terrorismo, el narcotráfico o en operaciones de entrenamiento para caso de conflicto exterior; cosa que no sucede con otros funcionarios. 

Todas nuestras instituciones armadas han tenido bajas en combate, en estos últimos meses recordemos cómo los pilotos de helicópteros y soldados han sido aniquilados por los terroristas en el VRAE y nuestros policías asesinados vilmente en Bagua. Nuestros soldados, marinos, submarinistas y nuestros pilotos de combate  también están en "zonas de peligro o condiciones difíciles" y arriesgan sus vidas patrullando y vigilando constantemente nuestras fronteras.
En cuanto a modificar el régimen pensionario, ¿acaso no convendría recordar nuevamente al Ejecutivo lo siguiente?:

1. El personal en situación de retiro dio su cuota de sacrificio en su momento, cuando estuvo en situación de actividad. Muchos de ellos han sido vencedores en Falso Paquisha. Muchos de ellos también combatieron en la Guerra del Cenepa, en inferioridad de equipamiento, entre otros motivos – y citamos el libro "Pájaros de alto vuelo", de Carlos Malpica, – por la venta, bajo oscuras condiciones, de doce (12) aviones Mirage 2000 y todo su armamento. Dicha venta fue anunciada por el Presidente García al tomar el mando en su primer gobierno el año 1985.
2. El personal que se encuentra en retiro actualmente, también es aquél que peleó y GANÓ en la lucha contra el terrorismo en los momentos más duros de la demencial arremetida del senderismo entre 1980 y 1995.
3. Por otro lado, es indudable que el personal militar y policial que sufrió mutilaciones y las viudas de aquellos que resultaron muertos en combate, ahora también pensionistas, requieren de una atención de parte del Estado en agradecimiento a su enorme sacrificio. 
 
Señores Congresistas, ¿Por qué el sistema de pensiones debe funcionar como lo establece la ley 19846 y no a través de una AFP, tal como lo propuso en diferentes ocasiones la ministra de economía?

En primer lugar, la Tasa de Siniestralidad para el caso de personal de las fuerzas del orden se encuentra, en el último quinquenio, en una cifra de alrededor del 27%.  Esa tasa de siniestralidad es producto de la naturaleza de las operaciones militares y policiales, un régimen y modalidad de trabajo diferente a otros regímenes públicos o privados..
Con dicha tasa de siniestralidad, ninguna AFP podría sostener un sistema de carácter solidario, es decir un sistema de reparto y capitalización colectiva como lo es la CPMP y como lo son los sistemas pensionarios del personal militar tanto de los países de la región como de países de otras latitudes cuyos gobernantes sí entienden el tema.  El régimen de pensiones de las FFAA y PNP tiene un carácter solidario.
El sistema de AFP's no es solidario. Funciona a través de una Cuenta de Capitalización Individual (CCI), por lo cual un suboficial u oficial que, en sus primeros grados, sufra un siniestro o muera en acto o con ocasión del servicio, tendría una CCI muy baja que no permitiría cubrir sus requerimientos o los de su familia.

Como segundo punto es necesario hacer saber a la opinión pública el porqué de la actual situación caótica de la CPMP; situación que es de conocimiento del Ejecutivo, pero que por falta de decisión o por cálculo político permanece en ese estado:
1. Al comenzar el sistema, en enero del año 1973, la Tasa de Aporte era del 6%, correspondiéndole 3% al miembro aportante y 3% al Estado. Esta tasa debía haberse actualizado conforme iba ingresando más personal al sistema y de acuerdo a estudios actuariales que debían formularse cada cinco (05) años.
2. En el año 1979, y después del estudio actuarial respectivo, se incrementó la tasa de aporte al 12%, correspondiéndole 6% al aportante y 6% al Estado. A partir de ese año comenzaron los problemas, pues el aporte correspondiente del Estado dejó de pagarse por inexplicables razones (o por desidia o indiferencia de los sucesivos gobiernos).
3. A la fecha, la tasa de aporte debería estar (de acuerdo a cálculos actuariales) en el orden del 27 al 30%, lo cual no es novedad, pues diferentes países de la región tienen su sistema previsional militar en porcentajes similares, sino veamos:
a. En Argentina, la tasa de aporte asciende a 36%, correspondiéndole 11% al miembro aportante y 25% al Estado.
b. En Colombia, la tasa de aporte asciende a 27%, correspondiéndole 8% al miembro aportante y 19% al Estado.
c. En Venezuela, la tasa de aporte asciende a 30%, correspondiéndole 5% al miembro aportante y 25% al Estado.Pero como usted puede decir que en Venezuela existe un gobierno cuasi militarizado, entonces le presentamos a continuación el enfoque de Chile.
d. En Chile, la tasa de aporte asciende a 26%, correspondiéndole 7% al miembro aportante y 19% al Estado. A esta situación debe agregarse que, sólo en el presente año, el gobierno chileno aumentó los salarios del personal de sus Fuerzas Armadas y carabineros hasta en un 12,7% adicional. Los gobernantes Chilenos son estadistas que consideran que sus Fuerzas Armadas son un seguro para su supervivencia como Estado y para proteger sus inversiones en el Perú y en otras latitudes.

Es bueno saber que el incumplimiento del aporte estatal que le corresponde según ley, ha causado que, al mes de enero del 2010, la deuda del Estado con la Caja ascienda a la suma de MIL TRESCIENTOS MILLONES CUATROCIENTOS CINCUENTA Y TRES MIL NUEVOS SOLES (S/.1,300´453,000.00, según datos de la Gerencia de Pensiones de la CPMP).

Existe un principio constitucional que dice que pueden expedirse leyes especiales porque así lo exige la naturaleza de las cosas, pero no por razón de la diferencia de personas.
Los miembros de las FFAA y PNP que ahora están en situación de retiro, son los mismos que en los peores años del terrorismo estuvieron combatiendo en el campo. Son los mismos que combatieron en Paquisha y en el Alto Cenepa. Aquellos que no tuvieron la "suerte" de perder una pierna, un brazo, un ojo (o ambos), o los que no murieron en combate, ¿deben ser ignorados acaso? ¿Se trata de un castigo para aquellos que, ganando una guerra, regresaron a casa ilesos?
 
Nosotros no lo hemos olvidado. El Congreso no debe olvidarlo. El país no debe olvidarlo.

Señores Congresistas, esperamos que ustedes reflexionen sobre estos temas que afectarán en el corto, mediano y largo plazo a la Defensa Nacional. No seamos ingratos ni mezquinos con quienes han permitido que la democracia permanezca como sistema de gobierno.
El Presidente García en su mensaje a la Nación el 28 de julio de 2007 manifestó: "En la paz se dice que el ciudadano se olvida de Dios y vitupera al soldado; en la guerra invoca a Dios y llama al soldado".
 
Y eso es justamente lo que ustedes señores congresistas deberán evitar: que se vitupere al soldado, marino, aviador y policía peruanos.
 
Cordialmente,

Mayor General FAP                                     Mayor General FAP
Carlos Ordóñez Velázquez                           Fernando Ordóñez Velazquez
DNI: 43314159                                           DNI: 43319289 
                                                                Defensor de la Patria, Combatiente del Alto Cenepa

__._,_.___
Recent Activity:
Adquiere el video de la Cuarta Conferencia Anual de Funcionarios y Servidores Publicos Evangelicos, en el Congreso de la Republica.
Escribe al mail: servidoresdelestado@gmail.com

Ud. puede ver estas noticias y hacer sus comentarios en: http://aequusblog.blogspot.com/
Trabajamos para fortalecer el liderazgo de la Comunidad Evang�lica

MARKETPLACE

Get great advice about dogs and cats. Visit the Dog & Cat Answers Center.


Stay on top of your group activity without leaving the page you're on - Get the Yahoo! Toolbar now.


Hobbies & Activities Zone: Find others who share your passions! Explore new interests.

.

__,_._,___