miércoles, 25 de marzo de 2009

MÉXICO:CUPSA reedita libro de C.H.Irwin sobre Calvino

De ALC

Ciudad de México, miércoles, 25 de marzo de 2009 (ALC) - La Casa Unida de Publicaciones (CUPSA), de México, D.F., acaba de reimprimir la clásica obra "Juan Calvino: su vida y su obra", de C.H.Irwin, traducida por Carlos Araujo García, cuya primera edición en inglés data de 1909, justo cuando se cumplieron 400 años del natalicio del reformador francés. Las ediciones previas en español son de 1947 y 1981.
Por Leopoldo Cervantes Ortiz 
El volumen reaparece en ocasión del Jubileo de Calvino en 2009 y constituye todo un acontecimiento editorial, pues se trata de una de las escasas obras disponibles en el idioma de Cervantes que abordan la biografía y el legado de Calvino. Junto a Así fue Calvino, de Thea van Halsema, este libro se mantiene como un pequeño clásico accesible a cualquier lector interesado en conocer la forma en que un hombre tímido y sin aspiraciones de fama pública llegó a convertirse en el mayor representante de la segunda generación de reformadores.
Este breve pero documentado acercamiento a Calvino consta de 12 capítulos, de los cuales nueve están dedicados a sondear biográficamente al personaje, y los restantes se ocupan de analizar la doctrina de la Institución de la religión cristiana y la importancia de Calvino como maestro de religión. Aun cuando el autor decidió no abrumar a los lectores con una bibliografía innecesaria, el peso de la obra se va modulando mediante una serie de noticias relacionadas con el ambiente del que surgió el reformador y la manera en que éste se encaminó para situarse al lado de los demás dirigentes religiosos de la época.
En el primer y segundo capítulos, Irwin subraya el origen de Calvino y cómo se orientó hacia los estudios clásicos para llegar a ser un humanista que, sin seguir a pie juntillas los rumbos que dictaba Erasmo, se alineó muy pronto en el sentido de algunos coterráneos suyos, como Lefevre d'Etrapes. No se dejan de mencionar dos hechos: que su padre estuvo al servicio de la Iglesia en su ciudad natal y que la educación recibida lo preparó doblemente, aunque de manera sui generis, por sus estudios filológicos y de jurisprudencia, para una labor que nunca imaginó.
Ya el capítulo tercero se ocupa de la Institución…, definida como la obra cumbre de Calvino y que, para bien o para mal, le ganó un lugar entre el liderazgo protestante y, específicamente, la dirección de la Reforma en una ciudad, Ginebra, que de no haber sido por su esfuerzo, no habría trascendido como lo hizo. Gracias a él y a la cadena de circunstancias previas a su llegada, dicha ciudad se volvería un extraordinario centro de adoctrinamiento religioso y teológico que influyó en la consolidación de los movimientos reformadores de varios países.
Los capítulos cuatro a siete describen el itinerario que siguió Calvino para establecerse de manera definitiva en Ginebra y, así, desarrollar una obra que, plasmada en sus sermones, comentarios, diálogos y documentos eclesiásticos, habría de dejar una huella en una amplia gama de espacios sociales. Justo eso es lo que documenta el capítulo ocho ("Influencia de Calvino sobre las iglesias reformadas"), con particular acento en lo sucedido en Inglaterra. El libro no olvida, por supuesto, el lamentable suceso de la muerte violenta de Servet, en el que Calvino ciertamente tuvo injerencia directa, pero Irwin no trata ni de exculparlo ni de adjudicarle toda la responsabilidad. Con todo, el autor muestra el tipo de ideas que prevalecían a principios del siglo pasado, es decir, sin profundizar del todo en los diversos enfoques analíticos de problemas como este.
Bien podemos cerrar esta nota con la siguiente afirmación: "Hay pocos casos semejantes al de la influencia que Calvino ejerció durante su corta vida de 54 años. Débil de salud, pero de actividad indomable, de fe son vacilaciones y de voluntad determinada, contribuyó poderosamente a la gran revolución religiosa que separó de Roma a la mitad de Europa. Correspondió con reyes y gobernantes. Sus libros vinieron a ser rica mina donde teólogos y predicadores encontraron enseñanza e inspiración. Sobre las líneas que él trazó se organizaron y desarrollaron iglesias nacionales. Él levantó delante del mundo los más altos ideales de vida cívica" (p. 72). Este énfasis un tanto triunfalista no resta valor al conjunto de la obra.
Saludamos este pequeño volumen con la esperanza de que su lectura despierte el interés no sólo por recordar los episodios fundadores de una tradición teológica que sigue vigente, sino porque, en un espíritu abiertamente ecuménico, las nuevas generaciones puedan comenzar a redescubrir las diversas fuentes de pensamiento y práctica que alimentaron una comprensión de la fe cristiana que llega hasta nuestros días. Calvino, pero también los demás reformadores y tradiciones, forman parte de un legado común que todos los creyentes de hoy debemos conocer.
Pueden hacerse pedidos directamente al director de CUPSA, Óscar Báez: obaez4@msn.com, o a la dirección postal de la editorial: Sadi Carnot 73, colonia San Rafael, 06470, México, D.F.



>¡Sé el Bello 51 de People en Español!
¡Es tu oportunidad de Brillar! br>Sube tus fotos ya http://www.51bello.com/