jueves, 5 de marzo de 2009

CHILE: "La negación de Dios por decreto es el desquiciamiento social de los pueblos"



El candidato presidencial Adolfo Zaldívar emplazó , en un encuentro con más de 60 pastores evangélicos de la Octava Región, a los otros candidatos a pronunciarse respecto de la denominada ley de no discriminación , que a juicio de la Iglesia Evangélica atenta contra la Ley de Culto y de la Libertad de Expresión, entre otras cosas porque esta iglesia estima que el homosexualismo es un pecado y predican en contra de ello y con la nueva legislación, de aprobarse, arriesgarían sanciones y multas.

Zaldivar precisó que él no se inmiscuye en la vida privada de nadie ni menos de lo que cada persona hace en su cama; pero eso no significa que una minoría pueda imponer formas y costumbres a las mayorías, a través de una legislación lograda por la acción de grupos de presión.

Agregó que el rechaza la discriminación en cualquier forma y naturaleza, por el contrario dijo: "La tolerancia es nuestra regla y en este caso específico no podemos negar una realidad de la naturaleza. El homosexualismo existe y es un hecho no de ahora, de siempre, hay hombres y mujeres con tal condición sexual que han hecho grandes aportes a la cultura, el arte y la ciencia".

En cuanto al proyecto mismo señaló la conveniencia que el Senado se dé un mayor plazo para su discusión y análisis, además de escuchar a los sectores interesados y a todas las instituciones religiosas, morales y culturales ligadas a esta iniciativa.

El encuentro fue dirigido por el Presidente del Concilio Evangélico de la región, Juan Carlos Méndez y conducido por el coordinador de las iglesias evangélicas para este tema, Héctor Muñoz.

El abogado que ha realizado los estudios jurídicos del proyecto de ley, Raúl Romero, manifestó que ellos incluso han considerado llevar el asunto ante el Tribunal Constitucional por el hecho que colisiona con otros cuerpos legales vigentes.

Adolfo Zaldívar al intervenir ante los pastores señaló que materias como esas deben ser discutidas con mucho celo y objetividad ya que implican cambios culturales que afectarán o condicionarán a las futuras generaciones.

No nos puede ser indiferente, agregó el candidato presidencial independiente, lo que ha ocurrido en otras sociedades, por ejemplo la francesa, donde se ha llegado a prohibir cualquier expresión pública de religiosidad por parte de las personas. "La negación de Dios por decreto es el desquiciamiento social de los pueblos. Es caer en el hedonismo que corroe a las sociedades".

"Con esta ley, las iglesias arriesgarían multas por emitir su visión" afirmó Zaldivar, junto con emplazar a los otros candidatos a referirse sobre esta materia.